Portaaviones

 

Los portaaviones son una clase única de barcos de guerra que poseen la capacidad de alcanzar enemigos y atacarlos desde cualquier parte del mapa. Estos barcos ofrecen un estilo de juego diferente al resto y posiblemente resulten atractivos para los fanáticos de los juegos de estrategia. Los bombarderos torpederos y en picado pueden causar daño a barcos enemigos, mientras que los cazas luchan por la supremacía aérea o para proteger barcos aliados de bombarderos enemigos.

Con un mínimo de blindaje y capacidades defensivas a bordo, los portaaviones dependen mucho de sus aviones para atacar y defenderse. La movilidad de los aviones permite que el portaaviones alcance y ataque barcos en cualquier parte del mapa, así como también defienda barcos aliados. Los portaaviones estadounidenses poseen escuadrones más grandes, mientras que los portaaviones japoneses se enfocan más en los bombarderos que en los cazas.

 

Beneficios

Poderío aéreo

Los aviones pueden abrumar a los barcos enemigos y destruirlos con bombas y torpedos.

Rango ilimitado

Los aviones pueden atacar cualquier parte del mapa.

Exploración

La velocidad y el alcance de los aviones significan que pueden detectar barcos enemigos a la distancia y, así, prevenir avances y emboscadas inesperados.

Consejos

  • Antes de atacar con bombarderos, utiliza cazas para explorar la situación, trazar un camino y destruir los escuadrones de cazas enemigos. No obstante, deberás equilibrar este rol utilizando cazas para defender a barcos aliados de los bombarderos enemigos.
  • Analiza los patrones de ataque de tus bombarderos y ataca de la forma que sea más efectiva. Ubica a los bombarderos en picado de modo tal que ataquen a los barcos enemigos a lo largo, y no a lo ancho. Maximiza la eficacia de los bombarderos torpederos duplicando los escuadrones de ataque, y lanza torpedos en ambos flancos de los barcos enemigos.
  • Evita la primera línea, pero no te quedes demasiado atrás. Deberás seguir el ritmo de tus aliados para que intercepten los barcos enemigos que te disparen. A su vez, si te mantienes cerca de la batalla podrás rearmar a tus naves y reabastecerlas de combustible más rápido.
  • Los destructores son pequeños y maniobrables, por lo que son malos objetivos para los aviones. Mantén tu mira en los acorazados y portaaviones.
  • El espacio de cubierta es limitado; recuerda que un avión que aterriza demorará el despegue de aviones que se dirigen a la batalla.
  • Utiliza la defensa aérea de tus aliados a tu favor e intenta entablar combate con escuadrones enemigos dentro del rango de barcos aliados que posean armamento antiaéreo.
  • Como portaaviones, serás el objetivo principal de los barcos y aviones enemigos. Ten cuidado con los destructores y los bombarderos que busquen escabullirse y atraparte por sorpresa. El mapa general, disponible al presionar "M", es útil para mantenerte al tanto de los movimientos del enemigo.